Infolinks

sábado, 30 de enero de 2010

Refunfuñando

Miles de veces escuchamos hablar o hablamos nosotros mismos del “SISTEMA”, de cómo estamos metidos en él, o también de las diferentes formas en que somos manipulados, y nos preguntamos de qué manera zafar. Si bien ésta entrada no pretende aclarar ninguna duda, ni dar con la solución específica para disolver el “ente” del que hablamos siempre sin entender, quizá intente encontrar un punto en común con alguna vida miserable de las que abundan por ahí, para hacerla sentir peor, mejor… Perdón.
Me referiré (no con muchos detalles, porque se vuelve insoportable) a la coerción implícita que sufre cada ser humano desde que viene a este asqueroso mundo de mierda.
Esto se traduce de la siguiente manera:
Para criarte, tus papis necesitarán gastar mucho mucho dinero en alimentarte y educarte, por lo que estarán obligados a trabajar de lo que sea, ¡incluso de intendentes!, durante un lapso no menor a tres o cuatro lustros, dependiendo de lo vago que resultes.
Una vez crecidito, si decidís estudiar en la Universidad pública, (porque el cuero de tus viejos no da para más, loco, aflojá) vas a tener que contemplar también, la posibilidad de bancarte por las tuyas, y para eso necesitas someterte a la explotación de la primera empresa sin escrúpulos que se presente (no desesperes, porque siempre hay alguna con ganas de chuparte la sangre, ya se presentará), a cambio de dos monedas.
Ahora bien, estudiando y trabajando se hace difícil sostener una vida social bastante alejada de la de un ermitaño jubilado, así que para conocer una chica y trabar una relación medianamente sana te va a costar, pero si resignás horas de sueño quizá la puedas llevar al telo. Porque el sistema así te lo exige, ¿de qué otra forma se supone que vas a formar una familia?, si ya se, podés alquilar un vientre y ser padre soltero, este sistema tiene respuestas para todos, pero no es la idea de tus padres, pobres viejos conservadores.
Acá se pone bueno: tenés laburo, una novia, y te rompés el culo para estudiar en la UBA haciendo frente a los paros y a las votaciones obligatorias (y extorsivas, porque si no votás, no te firman la libreta y te hacen un quilombo padre), y cuando no, tragando hiel porque después de dos cuatrimestres sudando la raja para entregar un práctico, viene un boludito “ayudante de cátedra” que ni siquiera se recibió y te dice que está mal, cagándote la vida porque nunca supo cómo superar sus frustraciones, porque no encajó en este sistema (otra vez!).
La cosa es que todo está dado para consagrarte al matrimonio y condenarte de por vida a la decadencia de tu físico, a la progresiva inapetencia sexual y las sucias negociaciones que hacen precariamente tolerable el estar en pareja durante veinte años. Pero ¡guarda la tosca!, no te casás porque vos querés, sino porque te lo exigen tus viejos, tus suegros, la sociedad, o el desmedro de la salud de tu compañera, a causa de tener OSECAC, y si se casan, los beneficios de tu obra social, la terminan cubriendo a ella [no jodamos, no hay peor obra social que OSECAC, exceptuando a PAMI (como su sigla lo indica: “Peor Asistencia Médica Imposible”)].
Finalmente, el círculo se completa cuando tienen a su primer retoño, y todo vuelve a empezar, y los que más tienen se siguen acomodando cada vez más arriba con su accionar parasitario, y se mantienen las instituciones y la injusticia permanece indemne.
Listo, ya me desahogué… Al menos por un rato.

Nota: Si bien el siguiente texto puede resultar ofensivo respecto de la educación pública, el autor del mismo aclara que prefiere mil veces esto a la formación arancelada, no como el viejo puto retrógrado de Marcos Aguinis.

7 comentarios:

Nadia dijo...

Lamentablemente la sociedad no nos da otra opción que elegir el sistema capitalista para poder progresar. Para no quedarnos estancados en la ignorancia hay que adherirse al "enemigo". De esta manera, creo que una vez que se obtienen las herramientas necesarias para aportar una semilla a la sociedad no hay que dejar pasar esa oportunidad, no?
Al menos creo q es asi..
Lo seguimos charlando en "Los Caminantes" de siempre!
Besitos Waro.

andreita dijo...

Sabés cual es el problema acá? Que estamos constantemente tocando los "extremos". O te sumás al capitalismo o sos un hippie insurrecto anti-sistema.
Mientras esto siga sucediendo, lamento decirte que las cosas no van a cambiar. Y cual vieja de 150 años te aseguro que "los grandes cambios empiezan por uno".
Quizás ese sea el camino. Ojalá en algún momento veamos la luz.
Salute!
PD: Disculpe el amontonamiento, el celular no me deja acomodar muy bien que digamos el texto :)

el waro dijo...

Se que es un tema trillado, pero siempre surgen nuevas expresiones, aun en los tópicos más percudidos por el trajín de las charlas.

Ná: gracias una vez más por pasar, creo que hay más opciones para no caer en la trampa tan profundo como para no poder salir. Seguramente la solución no consiste en el intento de aniquilación, sino más bien en la construcción de nuevos ámbitos.

Voy a pasar por "Los Caminantes" a ver si te encuentro, pero acordate que tiene que ser un día lluviudo!
Besos.

Andreita: Yo tambien creo que somos ideológicamente extremistas, en algún sentido, por la idiosincrasia nuestra tan dispar. Creo tambien en el cambio, pero no en la abolición de la propiedad privada ni nada de eso. Que el cambio empiece por uno! Celebro eso desde un lugar recóndito de Argentina!!!.

PD: Está excusada por las letras atropelladas, comprendo los avatares tecnos.

andreita dijo...

:)

Actualice che! :P

(y gracias por los elogios)

Mariano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mariano dijo...

¡Ahhh, jovencito! Yo siempre mantuve mi postura, desde purrete. Si supiera [y vamo' las pelo', y vamo' las pelo'] usted el revuelo que armé en la primaria rebelandome contra el sistema métrico decimal...

Sufit dijo...

Si, caray, cuántas veces he pensado en mis pobres padres... y sé que les desilucionaré mucho, pero yo no soy capaz de soportar como ellos...

Eso! Refunfuñaciones! alivian un poco...

pero ¿y luego? Habría que ocurrírsenos algo realmente bueno o tener un golpe de suerte....